Una buena noticia recibió la industria de reuniones de América Latina tras conocerse el decreto ejecutivo 852 expedido por el Ministerio de Salud de Panamá, según el cual se permite el ciento por ciento de aforo en reuniones y eventos.

 El documento indica que esto es posible en locales o instalaciones donde se realicen actividades concurridas entre las que figuran conferencias, seminarios y exposiciones “bajo la condición de que las personas que acudan a ellas deben contar con su esquema completo de vacunación contra la COVID-19, con un mínimo de 14 días”.

Para obtener el permiso de usar la capacidad completa de un recinto es necesario que la organización del evento haga una solicitud ante el Ministerio de Salud, en la que se precisen detalles sobre cómo se implementarán los protocolos de bioseguridad durante el evento.

En todo caso, el decreto ejecutivo indica que quienes asisten a estos eventos, al igual que los trabajadores, “deberán llevar puesta la mascarilla y cumplir con todas las normas de bioseguridad”.

 La decisión ha sido bien recibida. Para Rodolfo Del Valle, director general del recién inaugurado Panama Convention Center, es sano el hecho de que el gobierno panameño haya tomado esta medida. “La veo como un gran avance, sobre todo porque hasta hace un par de meses había restricciones para los visitantes de Suramérica, que tenían que pasar cuarentena obligatoria de dos o tres días antes de entrar al país”, señaló.

Por su parte, Javier Montilla, director de Congrex Americas, manifestó que este paso significa un impulso importante a la industria de reuniones en el país, que está “unida en una alianza público privada impulsando a Panamá como destino”.

 

Fuente: Latinamerica Meetings

Share This