En 1990 el Servicio Forestal de los Estados Unidos convoca a una reunión para crear un programa educativo nacional en los Estados Unidos para tratar el tema de minimizar el impacto del uso recreativo, con objeto de crear y promover un mensaje consistente, uniforme para todo el país. Resultado de esto se formalizó un convenio con la escuela NOLS para desarrollar material escrito, curriculum y programas de capacitación para personal de las dependencias gubernamentales para la campaña nacional de Leave No Trace o LNT (No Deje Rastro/NDR).

En 1994 se creó LNT, Inc. una organización sin fines de lucro, que administraría el programa de Leave No Trace en forma independiente y que se encargaría de buscar fondos para el programa.

NOLS tomó el liderazgo en la conducción de este programa, trabajando con científicos, educadores y administradores de las distintas administraciones de áreas silvestres en los Estados Unidos para desarrollar el mensaje, claro, simple y uniforme para No Deje Rastro en el país.

En Chile y México el programa No Deje Rastro empezó a funcionar en el año 1992 cuando la mesa directiva de NOLS insta a la escuela a involucrarse en programas nacionales para las comunidades fuera de los EE. UU. donde la NOLS opera cursos y donde existan sedes.

Extracto de: https://eduambiental.wordpress.com/manual-no-deje-rastro/