• La brecha entre hombres y mujeres se mide en 145 países en términos de: salud, educación, oportunidades económicas y representación política, y ella se ha cerrado un 4 % en los últimos 10 años, según el Informe Global de la Brecha de Género 2015 del WEF.
  • En lo económico: Si se extrapola la diferencia entre hombres y mujeres desde el 2006, el mundo tardaría 118 años en cerrar la brecha; es decir que a este ritmo lento, las mujeres ahora ganan lo que los hombres ganaban hace diez años.
  • En Educación: También hay una notable falta de correlación entre el acceso de las mujeres a la educación y su capacidad de ganarse la vida ocupando puestos cualificados o de liderazgo. Pese a que las mujeres representan la mayoría de los estudiantes universitarios matriculados en 97 países, solo son mayoría en puestos cualificados en 68, y en puestos de liderazgo, solo en cuatro.
  • En salud y supervivencia estamos más cerca a la paridad, con un 96 %. 40 países han cerrado esta brecha por completo, y cinco de ellos lo han logrado en los últimos doce meses. A pesar de este alentador aumento, en total la brecha de género en salud y supervivencia se ha abierto ligeramente en comparación con 2006.
  • En empoderamiento político: la brecha es la más amplia. A nivel mundial, solo el 23 % de esta brecha de género se ha cerrado, pese a que esta área también ha experimentado los mayores avances, mejorando un 9 % frente al 14 % en 2006. Tan solo dos países han alcanzado la paridad parlamentaria y cuatro han alcanzado la paridad en cargos ministeriales.
  • Si bien ningún país ha cerrado la brecha de género total, los países nórdicos siguen siendo las sociedades más igualitarias del mundo.

Fuente: https://agenda.weforum.org/espanol/2015/11/19/informe-global-de-la-brecha-de-genero-2015/