El año pasado se realizaron en México alrededor de 197.400 reuniones – entre congresos, convenciones, ferias, exposiciones e incentivos en general – que a su vez generaron una derrama económica de 18.000 millones de dólares y una ocupación de más de 24 millones de cuartos-noche, lo que representa el 1.4% del Producto Interno Bruto (PIB), informó el subsecretario de Innovación y Desarrollo Turístico de la Secretaría de Turismo Federal, Carlos Manuel Joaquín González. Agregó que en el país se  llevan a cabo alrededor de 7.600 eventos de negocios al año, de acuerdo con la Asociación Internacional de Congresos y Convenciones (ICCA), que ubica a México en el lugar 21 de su ranking en la materia.

Destacó que durante los últimos 10 años, los eventos se han triplicado en América Latina, tendencia que el país debe aprovechar para mejorar su posición. “La intención es mejorar y como resultado de estas cifras positivas, el Estado de México se atrevió a alzar la mano para ser sede de la edición 21 del Congreso Nacional de Turismo de Reuniones. Tenemos grandes expectativas y estamos seguros de alcanzarlas”, comentó sobre el encuentro de la especialidad que se llevará a cabo en Valle de Bravo el mes entrante (ya celebrado, del 5 al 7 de agosto, en Valle de Bravo).

Añadió que uno de los principales objetivos del evento será dar a conocer nuevos productos turísticos especializados, así como también reforzar la comunicación entre los integrantes que componen la cadena del turismo de reuniones en el sector público, privado y social, por medio de talleres, eventos recreativos y conferencias que tratarán temas sobre marketing de destinos, empresas especializadas en la materia, y los retos y amenazas que enfrenta la industria de turismo de reuniones hoy en día.

Antes de su realización, la Secretaria de Turismo del Estado de México, Rosalinda Benítez, destacó que esperan tener una afluencia de más de 700 participantes que estarán dejando al destino una derrama del orden de los 7 millones de pesos. Y agregaba “la entidad pretende convertirse en uno de los destinos con mayor potencial para la industria de reuniones aprovechando su vocación industrial, automotriz, en productos químicos, agroindustrial, como minera y textil”.

 

Fuente: Negocios y Convenciones – Extraído del Newsletter / Agosto 05, 2015