Indispensable como es la sentencia de este título, nuestros miembros declaran en general mantener una buena relación e incluso “excelente” como es el caso de Argentina, aunque con el añadido de expresiones tales como “falta mucho por hacer en materia de congresos y convenciones…puede mejorar mucho y hay espacio para hacerlo…entendimientos en curso…No obstante los recursos han disminuido de manera ostensible en los últimos años, hay siempre un ánimo de cooperación”.

Por su parte, una respuesta que en todos los casos supondríamos en positivo a nuestra consulta si los restantes sectores del Turismo y/o de la economía conocen, reconocen, participan y se integran al crecimiento de la Industria de Reuniones en los distintos países miembros de COCAL, no es así.

Es una tarea permanente el educar y sensibilizar, sin desmayo o desmotivación; es una tarea que exige constancia, preparación y actualización para comunicar adecuadamente el impacto de esta industria y sus tendencias, de tal forma que todos los destinos nos presentemos capacitados y competitivos por igual.  En síntesis es lo expresado – palabras más, palabras menos – por los socios de nuestra Federación.

Una expresión muy clara al respecto es la que nos da Chile: Hay que desarrollar mucho más este segmento en el país y demostrarle a las autoridades con estadísticas reales la importancia que tiene el Turismo de Reuniones para la economía de nuestro país, es por esto que no todos los sectores del Turismo conocen y participan dentro de esta industria.

Sobre la misma pregunta, compartimos algunas respuestas de los países latinoamericanos que figuran entre los 50 primeros lugares en el ranking ICCA:

Mientras Brasil declara sí tener el reconocimiento de los distintos sectores del turismo y de la economía del país, Argentina expresa “es un esfuerzo en ejecución, forma parte del Plan Nacional de Marketing para el Turismo de Reuniones”. México hace un trabajo constante para que conozcan cada vez más esta actividad, y Colombia nos dice “Hay ciudades más conscientes de este tema que otras, pero en general la industria de reuniones es prioritaria para varias regiones del país, en especial aquellas cuya vocación es la de esta tipología de turismo como el caso de Bogotá, Medellín y Cali. Cartagena también pero con una visión vacacional en paralelo”. Panamá lo canaliza a través de CAMTUR, donde confluyen todos los subsectores privados siendo esta la Cámara Panameña de Turismo.

Un ejemplo a seguir es el logro de Paraguay:  El sector privado está acompañando el desarrollo del turismo de reuniones, a través de la membresía del PC&VB a la UNAT, Asociación Nacional de Asociaciones Nacionales de Turismo de Paraguay, donde se nuclean los principales gremios y asociaciones de turismo nacionales del país.